Sobre la empresa. Historia de su creación

Jack Romanski y su mujer era una ordinaria pareja sexualmente aventurera en busca de nuevas maneras de ponerle picante a su vida sexual. Sin embargo, al visitar un sex-shop les decepcionó que todos los juguetes sexuales parecían iguales.

Ya que Jack era ingeniero especializado en siliconas para industria espacial se le ocurrió una idea: pudiera crear nuevos juguetes, un juguete distinto que produciría un gran avance en la industria y ayudaría a las mujeres experimentar nuevas formas de placer. Aquella noche durante la cena Jack hizo sus primeros esbozos de la idea revolucionaria en un trozo de servilleta de papel.

Su innovación era inventar un masajeador manuel con dos puntas flexibles; estas puntas podrían separarse una vez dentro de la vagina para crear una sensación de plenitud sin necesidad de estirar los labios mayores.
De este concepto simple él dió cuerpo a otras partes del diseño: el masajeador sería un vibrador de alta tecnología con dos motores potentes; el juguete podría tener batería recargable para facilidad de uso; y, con ayuda de expertos ginecólogos, podría diseñar una forma ergonómica para el juguete. Para acabar la vision de Jack se invitó a Elena Mirosedina, artista erotica mundialmente conocida, para que creara el empaquetado. La caja transformadora de última generación fue nominada al premio de diseño más prestigioso, Cannes Lions.

El resultado de un año de trabajo fue un juguete sexual, un masajeador innovador ajustado a la sensualidad de las mujeres: un estimulador cómodo y eficaz hecho de la silicona de suprema calidad.
¡Es por eso nuestro lema es Orgasmo a domicilio!

Premios y Nominaciones: